sábado, 17 de octubre de 2009

MENOS TREINTA Y SEIS

Solo tendríamos que caminar hacia atrás en el tiempo 36 días y volveríamos aquel fin de semana... Las fiestas de Espinosa no habían hecho mas que comenzar, por delante... muchas horas a oscuras alumbradas por reflejos de color y cristal que serian cegados una vez más por nuestro fiel compañero de desayunos, aquel al que todos llaman sol.

Pero aunque este año fuésemos menos que los anteriores...
nos empeñamos en demostrar una vez más que en la cantidad no esta la calidad!



Ah! Se me olvidaba... Que al día siguiente volvimos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada